René Favaloro, a 20 años de su trágico final

Miércoles 29-07-20  Este miércoles, se cumplen 20 años de la muerte del neurocirujano René Favaloro, reconocido mundialmente por haber desarrollado el bypass coronario.

Favaloro se suicidó en su departamento el 29 de julio del 2000 debido a la crisis financiera que atravesaba su Fundación por el retraso en el pago de las obras sociales, según lo describió en una carta que dejó para explicar su trágica decisión.

Estudió medicina en la Universidad Nacional de La Plata y una vez recibido, se desempeñó en el Hospital Policlínico.

Luego, se mudó a Jacinto Aráuz, una localidad rural ubicada en La Pampa. Allí remplazó al médico local, ya que este tenía problemas de salud. Siempre recordó su paso por la ruralidad, y las enseñanzas que le dejo esa experiencia.

En la década del »60, empezó a estudiar una técnica para utilizar la vena safena en la cirugía coronaria, en la clínica de Cleveland, de Ohio (EE.UU).

En 1971 regresó a la Argentina a operar al sanatorio privado Güemes. A inicios de esa década fundó su fundación homónima, a partir del pedido y apoyo de su amigo el cardiólogo intervencionista  Luis de la Fuente.

No solo participó del circulo médico, fue miembro de Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (Conadep).

Favaloro siempre estuvo del lado de los más vulnerables. Pese a su trayectoria, su vida y trabajo estaba enmarcado en una argentina en crisis, con corrupción, con la desigualdad en la atención de los pacientes, con coimas de todos lados.

Durante la crisis económica-social del 2000, el PAMI tenía una deuda económica millonaria con su fundación. Esto lo afectó fuertemente.

El 29 de julio de 2000, después de escribir una carta, donde narraba los hechos de desigualdad, de crisis, de falta de interés del Estado por la vida de las personas, una crítica a la administración del sistema de salud y a su corrupción.

Firmo el texto y se quitó la vida de un disparo al corazón.

«Estoy pasando uno de los momentos más difíciles de mi vida, la Fundación tiene graves problemas financieros. En este último tiempo me he transformado en un mendigo. Mi tarea es llamar, llamar y golpear puertas para recaudar algún dinero que nos permita seguir», escribió el reconocido cardiocirujano en una de las siete cartas que dejó antes de quitarse la vida, a los 77 años.

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina