El gobierno y el «odio»: Ellos generan el problema y luego se disfrazan con las ropas de aquellos que vienen a arreglarlo.

Lunes  13-07-20  Es un camino sugestivamente parecido al que recorrió Venezuela que, de conocer el “odio de clases” instaurado por Chávez, pasó, con Maduro,con la sanción de una “ley contra el odio” (aprobada en 2017) a limitar el derecho a manifestarse, a expresarse libremente y a disentir, con la excusa de “limitar el odio”.

Se trata de un camino sugestivamente parecido al que recorrió Venezuela que, de conocer el “odio de clases” instaurado por Chávez, pasó, con Maduro, a la sanción de una “ley contra el odio” (aprobada en 2017) por la que se limita el derecho a manifestarse, a expresarse libremente y a disentir, con la excusa de “limitar el odio”.

Es decir, primero se crea el problema, luego se lo endilga a otro y propone solucionarlo con una herramienta que es funcional a sus fines: una vez más esa forma indecente de la inteligencia que es la malicia.

El presidente ha dicho que hay que terminar con los “odiadores seriales”. El mismo discurso -calcado- de Maduro. Ellos generan el problema y luego se disfrazan con las ropas de aquellos que vienen a arreglarlo.

Los argentinos de bien deberían estar muy atentos a estas estrategias que, en el fondo, son burdas pero que aplicadas con dedicación frente a un océano de distraídos pueden producir los efectos que el fascismo busca.

Los que odian son ellos porque el conjunto de sandeces inútiles en las que creen promueve el odio como uno de los motores esenciales del “hombre nuevo”, del “hombre socialista”.

Tal como lo sentenció el Che: “[Me refiero al] odio como factor de lucha, al odio intransigente al enemigo, al odio que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y que lo convierte en una eficaz, violenta, selectiva y fría máquina de matar… Nuestros hombres tienen que ser así: un pueblo sin odio no puede triunfar”.

Si quiere terminar con los “odiadores sériales”, Sr Fernández, empiece por los suyos: son ustedes los que tienen ese sentimiento entre sus creencias confesadas.

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina