Tambien podes Escuchanos en tu Movil
BlackBerry
iPad y iPhone
Android

Un pastor estuvo preso por opinar contra Gerardo Zamora, huyó de “la dictadura” y ahora pide trabajo

Miércoles 22-12-21    Se trata de Julio Luna, también letrista y fabricante de pasacalles. El año pasado, en el comienzo de la cuarentena, fue detenido por casi dos meses tras publicar en Facebook una crítica a los gobiernos provincial y nacional por las medidas de aislamiento

Once años atrás, el pastor evangélico Julio Luna arribó a Santiago del Estero capital para radicarse junto a su familia No obstante, todo cambió desde marzo del año pasado, cuando posteó en Facebook contra la gestión del gobernador Gerardo Zamora y el presidente Alberto Fernández.

Según contó, esa instigación a una convocatoria masiva para oponerse a la “forma autoritaria” del aislamiento social, preventivo y obligatorio, le valió cincuenta días de cárcel.

Al día siguiente irrumpieron en mi casa veinte policías en más de diez patrulleros de la Policía de Santiago (…) Allanaron, entraron a mi casa como en la dictadura y me detuvieron ese mismo 20 de marzo, cuando empezó la cuarentena”, indicó Luna en agosto del 2020. En tanto, había agregado en aquel momento: “A pedido del fiscal Miguel Torresi -que fue puesto por el dedo del gobernador Gerardo Zamora– y a pedido de este último, manda a detenerme, sin orden judicial y aduciendo ‘incitación para cometer delito’. Los medios locales de medio pelo publicaron mi foto también violando un derecho constitucional que es principio de inocencia”.

Dos meses después, en algunos medios de comunicación no cooptados por la gestión provincial, contó que recuperó su libertad, no porque no había hecho “nada malo por expresarme”, sino debido a que “tuve que reconocer los hechos y dejar una condena de tres años en suspenso”. Una vez fuera de prisión, al pastor le costó recuperar su actividad laboral como cuentapropista, a punto tal que pasó a vivir como persona en situación de calle, tanto por la estigmatización que sufrió por el gobierno santiagueño como por las medidas adoptadas por el ejecutivo nacional y provincial que perjudicaban, sobre todo, a aquellos que viven de changas.

Actualmente, intenta progresar económicamente en otros rumbos: su Córdoba natal, precisamente en Río Cuarto. “Escapé de la dictadura disfrazada de democracia de Santiago del Estero. Ellos buscaban callarme, me perseguían por haber sido presidente de la Juventud Radical, macrista y cordobés. Primero lo hicieron con Rentas de la provincia y después municipal, pretendiendo cobrarme impuestos millonarios incluso de años que no vivía en Santiago”, ahondó en contacto con REALPOLITIK.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.