La segunda pandemia que ataca la salud mental de los argentinos la de lesiones psicológicas y sociales

Viernes  16-07-21  Cuando las enfermedades atacan, también crece a la par una pandemia de lesiones psicológicas y sociales. Esta “sombra” continúa atacando por semanas, meses e incluso años. El panorama que proyectan los expertos

Cuando las enfermedades atacan, dicen los expertos, proyectan una pandemia de lesiones psicológicas y sociales. Esta “sombra” a menudo es persistente a la pandemia por el virus y continúa atacando por semanas, meses e incluso años. Y recibe poca atención en comparación con la enfermedad, a pesar de que también devasta familias, daña y mata.

Lo cierto es que a la larga cuarentena que el país debió atravesar en 2020 para dar tiempo al sistema de salud a prepararse y evitar así el colapso sanitario con un aumento sostenido -y no exponencial- de los casos de COVID-19, le sigue este año un escenario no muy diferente, causado esta vez por la escasez de vacunas, que no dio tiempo a inmunizar a la población más susceptible de padecer cuadros graves de la enfermedad.

En el último informe, Estrés en América: una crisis de salud mental de la Academia Americana de Psiquiatría (AAP), la entidad emitió una advertencia sobre el impacto de estos eventos estresantes sobre la salud física y mental a largo plazo. Advirtieron que las personas enfrentarán una segunda pandemia, una que persistirá incluso después de que se haya abordado la amenaza física del virus.

La encuesta de seguimiento de salud KFF Health Tracking Poll encontró que muchos adultos están reportando impactos negativos específicos en su salud mental y bienestar, como dificultad para dormir (36%) o para comer (32%), aumentos en el consumo de alcohol o de sustancias (12%), y empeoramiento de las condiciones crónicas (12%), debido a la preocupación y el estrés por el coronavirus. A medida que avanza la pandemia, las medidas de salud pública necesarias y en curso exponen a muchas personas a situaciones relacionadas con resultados deficientes de salud mental, como el aislamiento y la pérdida del empleo.

“Muchos, por no decir todos, tienen la experiencia de alguna persona, más o menos cercana, fallecida a causa del COVID 19. Los protocolos de cuidado de la salud dificultan la despedida y devuelta el aislamiento deja en soledad. Los duelos que se hacen mas difíciles de tramitar y los rituales funerarios que se imposibilitan no colaboran. Pero por sobre todo, esa figura de la muerte que se hace presente, que se siente cercana, dispara la fantasía que bien puede ser una realidad: la próxima víctima podría estar aún más cerca, incluso podría ser el mismo sujeto. Las crisis de angustia se multiplican y muchas personas viven en un estado de alerta constante, con sentimientos de ahogo, alteraciones del sueño, agotamiento y desesperanza. Para llevar la vida con cierta tranquilidad los seres humanos necesitan desmentir un poco la muerte, no pensar tanto en ella, saber que existe pero aun así ubicarla lejos. La actual situación que la humanidad vive la hace presente permanentemente, como una pesadilla que se repite cada día y deja a los sujetos desarmados”.

 

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina