«ES UNA VERGUENZA LO QUE SIGUE SUCEDIENDO EN MONTE QUEMADO, CON EL SILENCIO Y EL MIEDO QUIEREN DOMINARLO»

Viernes 19-03-21  El padre Juan Ignacio Liébana, rector del Santuario de la Virgen de Huachana,  se solidarizó con  un grupo de vecinos copeños  que fueron imputados por la justicia por haber participado en las protestas por un mejor  servicio de salud 

Juan Ignacio Liébana, párroco de Campo Gallo y responsable del Santuario de la Virgen de Huachana, alzó la voz en contra de la persecución judicial a una decena vecinos autoconvocados de la ciudad de Monte Quemado, entre ellos la docente a la que el gobernador amedrentó por sus publicaciones en las redes.

A través de su cuenta  de Facebook el  párroco se expresa sobre el conflicto que hace semanas mantiene en vilo a la comunidad de Monte Quemado y alrededores, “El silencio y el miedo: dos formas de dominar un pueblo. Es una vergüenza lo que sigue sucediendo en Monte Quemado. Nuestro apoyo a todos ellos y mucha fuerza para responder a la ‘justicia’ (si así puede llamarse) por los actos muy responsables y respetuosos que han llevado adelante en su reclamo justo por una salud digna. Fuerza y rezamos por ustedes” .

A mediados de febrero, cuando la Dra. Marcela Battan, hasta entonces subdirectora del hospital local, denunció el vaciamiento del centro asistencial, desatando las protestas de los vecinos, el padre Liébana hizo público su apoyo “al reclamo justo y pacífico de nuestros hermanos de Monte Quemado que claman por una atención de salud digna para todos”.

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina