EL «VACUNAGATE» ES EL ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN Y CINISMO MÁS GRANDE DEL GOBIERNO DE ALBERTO Y CRISTINA

Miércoles  24-02-21  El renunciado Ginés González García guardaba 3000 vacunas Sputnik que repartía discrecionalmente con funcionarios, amigos, parientes, amantes y amigos de amigos. El «VacunaGate» lo tiene todo. Corrupción, desidia, nepotismo, cinismo y mentira

Desde Sueños Compartidos para acá, no hubo un caso de corrupción que conmocionase a la opinión pública como el vacunatorio privado de los Fernández porque sabían todos.

Horacio Verbitsky, detestado por lo bajo en las usinas del Partido Justicialista, se inmoló para evitar una tapa dominical de Clarín en la que aparecería su nombre. Entregó al peón de Alberto, el autor de «tenemo miniterio» para evitar un escándalo mayor. Roberto Navarro y sus secuaces militantes de la pauta, se indignaron en redes sociales y decidieron apartar al «Perro» del Destape para calmar la rabia.

Pablo Duggan descubrió, repentinamente, el acomodo de la vacuna. Un día atrás los periodistas como nosotros que denunciábamos la vacuna militante y descubríamos casos en todo el país, éramos los profetas del odio y autores de fake news.

El escándalo Ginés no podrá tapar el uso político de la vacuna por La Cámpora en la provincia de Buenos Aires, madre de todas las batallas. Hugo Moyano y su familia son otros de los protagonistas del vacutorio vip de Ginés. Empresarios como Florencio Aldrey Iglesias, cercano a Daniel Scioli, también vacunó a su familia. ¿Le hicieron el favor o hubo dinero de por medio?

 

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina