Estuvo 12 horas en la sala de espera de una clínica, no la atendieron y murió «en los brazos de su padre”

Jueves 05-11-20 Melani Anahí Castro tenía 18 años, se sentía mal y no consiguió que la asistiera un médico. Tampoco un movil policial la auxilio por cuestión de protocolo.  Su familia denuncia abandono de persona.

Una joven de 18 años murió el martes en la ciudad de Rawson, en San Juan, luego de esperar 12 horas en la sala de espera de una clínica privada y, más tarde, llamar al 107, sin lograr que un médico la atendiera.

Melani Anahí Castro se despertó el lunes con malestar tenía un resfrío pero ningún síntoma de coronavirus», además, «estaba menstruando y tenía un dolor muy fuerte en los ovarios y una importante hemorragia”.

Adriana, su mamá, la llevó cerca de las 11 a la Clínica Santa Clara de la capital provincial. “Pagaron la consulta pero nunca la atendieron. Cerca de las 12 de la noche, al igual que otra señora que esperaba desde antes, se fueron cada una a su casa.

Mónica Castañón, tía de Melani, contó que la mamá de la joven llamó tanto el lunes por la noche como el martes por la mañana al 107, para pedir que una ambulancia se acercara a su domicilio, ubicado en calle Lemos entre Sívori y Superiora, pero la asistencia nunca llegó

Melani continuaba enferma y alertó a su familia de que le faltaba el aire. Hugo Castro, su padre, salió a pedir ayuda a la calle y encontró una patrulla, pero los policías que iban a bordo le dijeron que no la podían trasladar a un centro de salud por protocolo. A las 16, según informó la tía, la chica se desvaneció en los brazos del padre, en la cocina de su casa, y murió.

El calvario de esta familia no terminó con la muerte de Melani. En el acta de defunción indicaron “paro cardiorrespiratorio” y “posible COVID”. “A las 23 se llevaron el cuerpo y fue al depósito municipal de la capital, donde pasó la noche. No le hicieron autopsia ni pudimos velarla. El miércoles por la mañana, cuando fueron los padres al cementerio para el sepelio, se encontraron que ya lo habían hecho. No pudieron ni despedirla”, se lamentó Romina.

La víctima fue enterrada sin siquiera avisar a su familia. La tía de la chica aseguró que en la casa de la joven “nadie tenía síntomas de coronavirus”, por lo cual dudan que ese haya sido el diagnóstico de la chica. “Si fuera posible COVID hubieran aislado a todos, no hubieran permitido que la gente se acercara. Hay muchas contradicciones»,

Era una niña totalmente sana, era la mayor de cuatro hermanas. Había cumplido recién 18 años y hacía el secundario en la EPET N°3. Venía con su periodo desde hacía una semana, si la hubieran atendido estaría internada, tratada y no bajo tierra”, advirtió Mónica.

 

Dejar un comentario

© 2013 Powered By Servidores Argentina